viernes, 3 de octubre de 2008

Mañaneras Audaces!

La Justiciera apuesta al ciclo "Mañaneras" conducido por Paula Trápani y Karina Mazzocco por eso les trae la entrevista que le dieron al diario Perfil.

Las dos tienen ojos claros y brillantes, las dos fueron madres primerizas con una semana de diferencia y las dos son famosas conductoras de televisión. Muchas son las similitudes que existen entre Karina Mazzocco y Paula Trápani. No es casualidad que el productor Gerardo Rozin las haya elegido para que sean las conductoras del programa Mañaneras, que debutará el próximo lunes (9 a 12), por América. La nueva propuesta del canal del barrio de Palermo es un magazine periodístico, con seis panelistas especializadas –todas mujeres– que tratarán temas psicológicos, medicinales, sociales, sexuales y penales, entre otros.

Mazzocco (38) regresa a la conducción luego de Transformaciones y Trápani (36) después de dejar el noticiero de Telefé, tras 16 años, e incursionar en Buenos días, argentinos, otro magazine matutino que pasó sin pena ni gloria. “Extrañaba conducir y la verdad que se presentó un proyecto que me cerró. Ya transité la mañana y creo que puedo capitalizar esa experiencia. Sin dudas es una revancha y un desafío porque sabemos que la mañana en América no viene bien”, asegura Trápani sobre su retorno en la peor franja horaria del canal.

“Para mí es un nuevo capítulo en mi vida. En mi carrera, todo lo tomo como un comienzo y estoy muy contenta porque el ciclo reúne todo lo que deseaba”, suelta Mazzocco.

—Aparte de la propuesta, ¿Qué otras cosas comparten?

TRAPANI: Y... ambas tenemos un hijo de la misma edad, que es muy importante en la vida de una mujer. Malek (de Mazzocco) tiene la misma edad que mi hija Milena. También compartimos una trayectoria en la televisión y damos un perfil parecido. Somos mujeres que hicimos un camino y que no aparecimos de la nada.

MAZZOCCO: Mirá, cuando Paula se paró a mi lado para hacer las fotos fue la primera vez que la tuve tan cerca y sentí una energía muy buena, linda, y que no fue algo que me generó rechazo. Esa química es muy importante.

—¿Es un programa feminista?

M: Creo que ya pasó la época donde se discutía entre el machismo y el feminismo. Tampoco es el antiguo programa feminista donde vamos a hacer pelotas a los hombres porque no es la idea. Aunque sí, quizá, falte un poco de testosterona (risas).

T: No, para nada. Hay mucho prejuicio. Si ven a cinco minas es un cotorreo, en cambio si hay cinco hombres hablando y discutiendo, dicen cosas interesantes. No es un programa de mujer a mujer, donde nos verán haciendo bricolage o el arte de tejer, aunque quizá tenga una mirada femenina de las cosas.

—¿Qué significa para Uds. competir con “AM” y “Mañanas informales”?

M: Nunca pensé en ganarles o robarles el público, pero ojalá que nos vaya bien. En la tevé hay lugar y éxitos para todos.

T: Quizás queremos presentar una alternativa que ellos no tienen. Intentaremos profundizar un poco, cosa que en la televisión últimamente no sucede mucho y todo pasa vertiginosamente. Esperamos encontrar nuestro espacio en la mañana y creo que hay un hueco que dejan Mañanas informales y AM.

—América está cuarto y pierde con el cable en la medición en ese horario, ¿les importa el rating?

T: Cualquiera que esté en la televisión y te diga que no le interesa el rating te está mintiendo. Tenemos todo para ganar en ese sentido porque la mañana de América está en cero, entonces cualquier cosa que hagamos va a ser positivo.

M: Creo que todo llegará de a poco porque tenemos un buen producto.

En 1998 Karina Mazzocco debutó en la conducción en el programa sobre sexo DA2. Aquella producción, pionera en hablar de temas sexuales en la televisión, la catapultó como un ícono sexual dentro de la opinión pública. “¿Mi rol de sexy? La verdad que no me siento estigmatizada con eso. Es algo que ya pasó y estoy transitando por otros caminos aunque reconozco que he jugado a ser sexy a morir”, afirma. Y sobre si volvería a conducir un ciclo de sexo después de ser madre, agregó: “Sin dudas. Porque me siento más nutrida por las cosas que viví durante el embarazo y el crecimiento de Malek”.

—¿Cuándo sea grande le vas a hablar de sexo a tu hijo?

M: Sí. Es muy importante porque uno tiene que tener la libertad de hablar con sus hijos de lo maravilloso que es el sexo, de vivirlo sin culpa, de disfrutarlo, de permitirse el placer y sobre todas las cosas: el tema de la prevención y las enfermedades.

Paula Trápani no sólo cambió el curso profesional, sino que también se tomó un largo tiempo para disfrutar de su familia y dedicarse de lleno a criar a sus dos hijos Milena (4) y a Joaquín (2). Ahora Trápani, es participante de Patinando por un sueño, lo cual demanda mucho tiempo de entrenamiento y grabación.

—¿Pensaste en no aceptar el proyecto de “Mañaneras” por no disponer de tiempo para tus hijos?

T: La verdad que sí. Pero soy una convencida de que si uno no hace lo que tiene ganas, no te realizás profesionalmente, los hijos la terminan pagando. Porque te frustrás, vivís protestando y eso es lo peor.

—¿Cómo es realmente tu situación espiritual?

M: No soy budista pero estoy aprendiendo y estudiando esa filosofía que es una herramienta necesaria para la vida. Podés ser católico, judío, musulmán o de la religión que elijas. Esa es la forma de entender cómo funciona el pensamiento y la manera de encontrar más momentos de felicidad.

—Vos sos católica y tu marido, musulmán. ¿Bautizaron a Malek?

M: No. Pero seguramente será musulmán como su padre y eso la verdad que me encanta. Aunque mi marido también está aprendiendo de esta nueva mirada de la vida del budismo.

Entre el patinaje y la actuación

—¿Por qué aceptaste sumarte a “Patinando...”?

TRAPANI: Porque me encantan los deportes, la actividad física y en ese momento no estaba haciendo nada específico. No lo tomo como la base de mi carrera, sino como algo paralelo aunque antes de aceptar, lo pensé mucho. No necesito estar en “Patinando...” para ser alguien y tampoco lo tomo como algo tan importante.

—Participaste en “Por amor a vos” y en “Vidas robadas”, ¿Por qué no continuás en la actuación?

MAZZOCCO: Me gusta mucho actuar, pero hasta ahora nunca la tomé como mi actividad por excelencia. Hago toquecitos porque me divierte estar más o menos entrenada en ese sentido. Me parece que la actriz le sirve a la conductora y es como mantenerme en estado atlético, ejercitada.

—¿Cómo manejás las peleas entre las participantes?

T: Me parece que uno puede mantenerse al margen. Yo lo hago así, quizás sea un poco más aburrida para el show.

—Por tu perfil, con vos no se meten...

T: Por ahora y por suerte, la cosa viene así. Hay chicas que les sirve pelearse porque después están en otros programas para publicitarse. Es totalmente válido que lo hagan para su objetivo o carrera.

—¿Te gusta Alessandra Rampolla?

M: Me recopa Rampolla. Es única y la verdad que me encanta porque tiene un estilo único, con humor; maneja el lenguaje erótico y me encanta la técnica a la hora de explicar algo. Me cae muy bien.

—¿En qué te identificás con ella?

M: Creo que tenemos un punto en común que nos interesa a ambas: la temática sexual. A ella le interesó mucho más porque es sexóloga y yo hablaba de sexo porque me estudiaba muy bien la lección. Aprendí mucho en teoría y en práctica no tanto (Risas).

Fuente: diarioperfil.com.ar

0 opiniones:

 
La Justiciera 2008 - Template by Exotic Mommie